el-oro-ya-no-es-necesariamente-tu-aliado-al-momento-de-invertir

¿Tu mejor aliado contra la inflación?

(Y no es necesariamente el oro)

Hace poco mas de 50 años, Richard Nixon, quien en ese entonces era el presidente de Estados Unidos, decidió cortar el vínculo que había entre el dólar y el oro. Esto convirtió al dólar americano en una moneda fiduciaria, es decir, que ya no estaría respaldada por activos sino por el gobierno que la emite. ¿Y qué significó esto? Que, desde ese punto, los dólares americanos podían imprimirse a voluntad. Ya no habría restricciones de cuantos dólares podía hacer en circulación en la economía.

Durante muchos años la inflación se pudo mantener bajo control, pero se ha llegado a un punto donde ha empezado a incrementar. Para darnos una mejor idea, en febrero de este año, el índice de Precios al Consumidor en EE.UU. mostró un incremento del 7.9% comparado con el mismo mes, pero del año anterior. La gasolina, alimentos, y prácticamente todo lo que consumimos en mas caro el día de hoy comparado con el año anterior. Y todo esto es resultado de una impresión masiva de dinero.

Durante la pandemia de COVID-19, el balance de la Reserva Federal de EE.UU. alcanzo los ¡8.9 billones de dólares! Fue una impresión masiva de dinero, y desafortunadamente estas acciones tendrán consecuencias drásticas. En estos casos la inflación actúa como un «impuesto silencioso.» Esto quiere decir que a medida que nuestros dólares se devalúan, también lo hacen nuestros ahorros, y nuestro poder adquisitivo se va hundiendo lentamente.

La inflación actua como un

Ya sea que tengamos nuestro dinero en un banco o de plano escondido debajo del colchón, la realidad es que con toda esta situación no estamos obteniendo ningún rendimiento en nuestro efectivo, lo que nos empuja a buscar formas de combatir la inflación. Como inversionistas, buscamos la manera de invertir en activos que crezcan mas que la inflación… ¿Cómo podemos protegernos en una economía con tanta inflación?

¿Realmente el oro te protege contra la inflación?

¿Cuántas veces nos aconsejaron que, si queríamos invertir, que compráramos oro? Por mucho tiempo, el oro fue visto como la mejor inversión, como un activo que nos protegería de la inflación. Es mas, hasta yo llegue a pensar eso…

Durante los 8 años de la administración de Obama se imprimieron ¡10 trillones de dólares! Si juntamos las cantidades de dinero impresas durante TODAS las administraciones en la historia de Estados Unidos… no rebasan todo lo que se imprimió durante este periodo.

Trillones de dólares impresos…

En 2004, los mercados seguían recuperándose de la caída de la «burbuja punto-com». La Reserva Federal recortó la tasa de fondos federales de un 6.5% a menos del 1%. De igual manera, el rendimiento de los bonos de la tesorería de EE.UU. cayo en 6% en el año 2000 a poco mas del 3% en 2003. Después de la gran crisis financiera en el 2008, la Reserva Federal volvió a reducir las tasas de interés a casi 0%, y como consecuencia los rendimientos de los activos generadores de ingresos se colapsaron. Las tasas bajas tienden a ser positivas para los metales preciosos, ya que normalmente los inversionistas compran oro cuando los rendimientos de los activos generadores de ingresos caen al nivel de la inflación.

Al mismo tiempo, el gobierno estadounidense lanzo una serie de programas de inversión de dinero. A finales de 2008, el presidente George W. Bush firmo la Ley de Estabilización Económica de Emergencia (EESA) por $700 billones de dólares, con la finalidad de «sacar de apuros» a los bancos. Luego, en 2009, el presidente Barack Obama firmó la Ley de Recuperación y Reinversión estadounidense por $787 billones de dólares, lo que incrementó el déficit federal en cientos de billones de dólares. De hecho, el déficit federal durante la primera administración de Obama fue de mas de $1 trillón de dólares cada año, siendo esta la primera vez en la historia de EE.UU. que el déficit federal excedía el trillón de dólares.

Estos niveles excesivos de deuda se repitieron por 4 años seguidos. Como mencioné antes, durante los 8 años de la administración de Obama, se imprimieron mas de 10 trillones de dólares, cantidad que no se había impreso ni aunque se juntaran todas las administraciones de la historia. Las bajas tasas de interés y los niveles sin precedentes de deuda federal fueron un empuje increíble para el oro.

Después de la administración de Obama y de la impresión masiva de los 10 trillones de dólares, el valor del oro sólo subió alrededor de un 40% ($1,200 USD por onza), por lo que esto envió un mensaje muy claro: El valor del oro no iba a alcanzar los $10,000 USD por onza; si una impresión masiva y sin precedente de dinero no logró que alcanzara este valor, nada lo iba a hacer. Ahora bien, es a discreción de cada inversionista si quiere invertir en oro, pero basado en nuestras investigaciones, no lo recomendamos.

Durante los 8 años de la administración de Obama, se imprimieron más de 10 trillones de dólares. Si esta impresión masiva y sin precedente de dinero no logro que el oro disparara su valor, nada lo hará.

«El valor del oro no iba a alcanzar los $10,000 USD por onza — Si una impresión masiva y sin precedente de dinero no logro que [el oro] alcanzara este valor, nada lo iba a hacer.»

 

Tu mejor aliado contra la inflación en el 2022

La clave está en invertir en sectores y compañías que crezcan a un nivel mas rápido que el de la inflación, de esa manera, pueden superar el rendimiento de los mercados y generar ingresos sustanciales. Esto plantea una pregunta que es más que obvia… ¿Dónde encuentro tal inversión? En estos momentos, KNG International Advisors tiene una serie de activos no relacionados que pueden generar rendimientos superiores a la inflación en los próximos años, protegiendo a los portafolios de inversión contra una posible recesión.

Si te gustaría saber más al respecto, no dudes en contactarnos. Nos gustaría darte una asesoría gratuita para explicarte como equilibramos la asignación de activos para las carteras de nuestros clientes.

Asesoría financiera gratuita con KNG Intl. Advisors

No dudes en comunicarte con nosotros para una asesoría gratuita, en la cual se te da un análisis completo y opciones personalizadas para tu portafolio.

 

Contáctanos Habla con un Asesor Financiero